29/11/2002 - 00:00 h.

I.E.S. «JORGE JUAN»

MAGRINYANA

presenta:

MÁTAME, ABRÁZAME

Autor: Antonio Fernández Lera

Con:

MIGUEL ÁNGEL ALTET
MARISA AMOR

 



Dirección: ANTONIO FERNÁNDEZ LERA



Sinopsis:

Mátame, abrázame es un libro de cuentos, diálogos, monólogos, poemas...Paisajes y voz; Leni mon amour; Mátame, abrázame; Newtoniana; Cuento chino 1; Monólogo de Alejandra; Cuento chino 2; Cuento chino 3, Teoría del perro, Teoría de las luciérnagas... Mátame, abrázame es un recorrido por pequeños y grandes movimientos, a través de pequeñas y grandes confusiones (el rechazo de las certezas demasiados grandes, que no caben en los bolsillos); el deseo de mostrar sin limitarse a exhibir, entre la mirada y la ceguera; mostrar los paisajes, escuchar una voz: lo que nos dice, lo que nos muestra esa voz (y dejarse llevar, perderse un poco, lo suficiente para ver algo). Paisajes y voz es una mirada en movimiento, la cámara en movimiento de los ojos que quieren ver: en ese universo, cada palabra es un paisaje, cada sentimiento es un paisaje, cada nota musical es un paisaje. Luego viene un exabrupto casi maniqueo sobre la nazi cineasta Leni Riefenstahl, en realidad sobre la corta distancia entre arte y propaganda, sobre repugnancia y mala uva que todo eso puede llegar a provocar en un actor medianamente irritable ante las cruces gamadas clavadas en el cerebro, como banderillas; ese actor irritable (Leni, mon amour, hostia...) se muestra casi siempre medio despierto o medio dormido, según se mire, en ese pasillo construido con dosis de sueño y realidad. Eso le permite reírse de vez en cuando. Nuestros actores, personas, personajes, cuerpos, voces, lo llaman paparruchas, Cuentos chinos. No se habla de la violencia: la violencia se habla sola. Parece que hay también algo de soledad humorística y erotismo y amistad y amor entrelazándose (Quiero morder tu cuerpo de carne dormida, se oye decir), como si la contemplación de un determinado paisaje (sin gafas, a corta distancia corporal, digamos) pudiera ser algo muy similar a eso de mirarse delante del espejo, mirarse completamente del revés (como siempre nos miramos en el espejo...). Para volver a descubrir –por si acaso lo habíamos olvidado- nuestra condición de personas. Al filo de la ternura y al borde del infierno. Pisadas en el suelo. Huellas. También hay dos figuras (en realidad de ahí sale todo), dos cuerpos, un espacio, dos espacios, tres espacios... y algún que otro resplandor, algún que otro grito y algún que otro baile: Mueve tus caderas, cariño...Sí, ¿no? Mátame, abrázame también es una pequeña pieza de un folio en tres actos que hablaba sobre las cosas terribles y desdibujadas de la memoria histórica, pero ahora es en primer lugar todo esto: nuestro esfuerzo, nuestro placer, nuestras ganas de gritar por la ventana y a la vez hablaros al oído. Como nos dice Alejandra: “Quiero que te despiertes. Te hablo así para que me recuerdes, despacio y al oído, sin preocuparme por las palabras. Para que me escuches...”
 

Ficha Tecnica:

Creación luces: Carlos Marquerie
Espacio escénico y Super 8: Rodrigo García
Vídeo en escena: Javier Marquerie
Fotos: Nekane Santamaría
Han colaborado y se agradece: Patricia Lamas, Félix Santana, Nekane Santamaría, Carlos Fernández López, Isabel Albertus, Elena Córdoba, Estudio 3, SC 94, Buonafedes y todo el equipo de El Canto de la Cabra.

 





Duración: 65 m.