10/11/2007 - 00:00 h.

CENTRO PANORAMIS

TEATRO GUIRIGAI

presenta:

EN LAS PUERTAS DE EUROPA

Autor: Agustín Iglesias

Con:

ALICIA RODRÍGUEZ, AYCA DAGMACI, PEDRO LUIS CORTÉS y RAÚL ATALAIA

 



Dirección: AGUSTÍN IGLESIAS



Sinopsis:

Guirigai pertenece desde el 2001 a la Red de teatros europeos Magic Net. En ella hemos realizado numerosos encuentros artísticos; algunos de ellos acabaron en interesantísimas coproducciones. Espectáculos donde las diferentes culturas de Europa pueden encontrarse, dialogar, discutir, pero, sobre todo, entenderse. Ese fue el reto que Oyunevi Tiyatro de Estambul, O Bando de Portugal y mi compañía Guirigai asumimos en el año 2006 en el Encuentro Anual de Magic Net en Palmela. Un reto que venía de la necesidad de las tres compañías del Sur de Europa, necesidad de crear un espectáculo que reflexionara sobre nuestras realidades históricas, frente a las de la Europa del Norte. Una coproducción cuyo eje central fuera el trabajo creativo del escritor; el encuentro de tres diferentes lenguas en el escenario; la creación de tres personajes que transmitieran el alma de cada uno de sus países; tres personajes del siglo XVI, tres viajeros ricos en sabiduría y cultura popular. Para ello creé una estructura dramática que permitía a mis colegas Armando Nascimento de Portugal y Yavuz Pekman de Turquía, y por supuesto a mí mismo libertad a la hora de escribir diálogos y monólogos. Estas son algunas de las ideas con las que creé esa estructura dramática que luego ha sido “En las puertas de Europa”: 1.- En las puertas de Europa es un texto tapiz. Un texto realizado con el entramado de las diversas culturas que se cruzan y se entremezclan en el siglo XVI occidental. Desde Portugal hasta Anatolia. 2.- La Europa del Siglo XVI es un mundo fragmentado, fronterizo, dividido, ambiguo, contradictorio, de gentes que se mueven continuamente entre territorios fronterizos, políticos, religiosos, marítimos, militares, ideológicos o sexuales con la misma ambigüedad, cinismo o instinto de supervivencia en el que nos movemos ahora. El siglo XXI, la Europa globalizada, dividida, sin constitución, sin objetivos políticos, buscando a ciegas su propia definición. 3.- En las puertas de Europa es un espacio teatral de encuentros y desencuentros. Un alto en el camino de tres viajeros, tres supervivientes de una Europa donde las gentes van, vienen, cabalgan, huyen, buscan, emigran, son perseguidos y buscan un sitio mejor donde sobrevivir, vivir. Al igual que ahora, al igual que siempre. 4.- Conocer, descubrir, curiosear, husmear, indagar, fisgar, copiar, plagiar, envidiar, seducir, admirar, rechazar, asombrar... Éstos, y muchos más, son los verbos que movilizarán a nuestros personajes en el espectáculo. Porque el texto es una hermosa metáfora de aquella época y de la nuestra. El principal problema de nuestra casa Europa sigue siendo el del desconocimiento y la ignorancia que tenemos unos de otros. 5.- Nuestros personajes se agitan en un territorio fronterizo, de servicios a una causa, a unos poderosos y a su dinero. El espionaje y la información son un artículo de primera necesidad para el poder, tanto como lo fue en la Europa del siglo XX, dividida entre capitalismo y comunismo, y lo es ahora, dividida entre el capitalismo cristiano y capitalismo/feudalismo musulmán. Personajes fronterizos, e intermediarios entre la cultura popular y lo culto, cuyo bagaje de conocimientos les sirve para conocer al otro, ponerse en su lugar y tener ventaja. 6.- El mestizaje cultural y el plurilingüismo de la Berbería (Argel, Túnez) y de Turquía es un choque cultural para la sociedad española, cerrada y obsesionada por la pureza de sangre, la honra y la supervivencia. Los renegados ven la sociedad Turca como una sociedad más abierta, de mayor movilidad social, sin el peso de la honra, donde es posible hacerse a uno mismo, ascender en la escala social, hacer fortuna sin tener herencia, ni limpieza de sangre. El enemigo es un mundo fascinante, misterioso, pecaminoso, cruel y tremendamente atractivo. Este mundo atrajo a Cervantes como a otros muchos, las actas de la Inquisición así lo atestiguan. 7.- El zoco o mercado como lugar de intercambio de mercancías, ideas, sabores, olores y sudores, frente al centro comercial, donde la mercancía va solo en una dirección, la del consumidor, que ha dejado de ser ciudadano y es un mero comprador en un espacio aséptico e inodoro. El zoco vive, late, muere, y resucita cada día, allí se apelmazan la cultura oral y la escrita, la canción y la letanía, el rezo y el grito del charlatán. Es espacio de libertad, imaginación, astucia, trueque, negocios. Lugar favorito de canallas, estafadores y forasteros con deseos de sumergirse en otros mundos. Sus protagonistas tienen que tener los ojos bien abiertos si quieren sobrevivir y enriquecerse y también tienen que tener sus oídos bien afilados si quieren conocer y situarse en posiciones ventajosas. Nada es lo que parece, pero todo es lo que aparenta y la realidad tiene muchas capas de cebolla. 8.- Pero lo importante es el presente no el pasado. Invento una fundación imaginaria, ADONAIS, creada por la Unión Europea, que realiza experiencias de intercambio social e histórico. Una excusa para mostrar el contraste de dos mundos. Una excusa para mostrar las culturas del Mercado, que permite mostrar en un espacio del siglo XXI a estos personajes del XVI, con toda la ironía y crudeza que supone mostrar al extraño, al diferente, frente a la mirada del “rico” ciudadano europeo. De la plaza pública al centro comercial, del zoco a la feria de los simulacros tecnológicos. De lo real a lo virtual. De la muerta orgánica a la simulación vital. Un representante de esta Fundación imaginaria, un profesional de la comunicación explica al público las bonanzas del conocimiento, recuerda que todo conocimiento es una estrategia de poder. Conozcamos lo que fuimos, lo que fueron nuestros abuelos, lo que queda todavía de estos residuos del mundo atrasado, de un mundo no democrático, de los Terceros Mundos, y huyamos de ellos como de la peste... Y traguémonos nuestras contradicciones. Agustín Iglesias. Julio 2007.
 

Ficha Tecnica:

Reparto por orden de intervención:
Ángel Azul: Alicia Rodríguez
Torlak: Ayca Dagmaci
Pedro de Urdemalas: Pedro Luís Cortés
Florido Camoes: Raúl Atalaia

Dirección y guión dramático: Agustín Iglesias
Textos: Yavuz Pekman, Armando Nascimento, Agustín Iglesias
Escenografía: Luís Pablo Gómez Vidales, Estrella María
Diseño de vestuario: Maite Álvarez
Composición musical: Carlos Ojeda, Michael Nyman
Espacio escénico e iluminación: Jean Halbing
Técnico: Antonio Pizarro
Confección: Isabel Gama, Luisa Penco
Diseño gráfico: ID Creación Gráfica
Producción: Magda García-Arenal
Distribución: Manuela Sanabria

 





Duración: 75 minutos