20/11/2001 - 00:00 h.

TEATRO ARNICHES

MICOMICÓN

presenta:

ATRA BILIS (CUANDO ESTEMOS MÁS TRANQUILAS)

Autor: Laila Ripoll

Con:

Reparto por orden del diálogo: JOSÉ LUIS PATIÑO, YIYO ALONSO, MARIANO LLORENTE, JUAN ALBERTO LÓPEZ

 



Dirección: Laila Ripoll



Sinopsis:

Mención especial del Premio “Mª Teresa León” 2000

La sala es enorme, oscura y densa, en la gran casona, antigua y solariega, de la pequeñísima aldea. Gruesos muros de piedra en los que se abre el portón de madera, enrejado y partido en dos para evitar la entrada de las bestias y dejar pasar el aire. Un largo pasillo, al fondo, comunica con el resto de la casa. La única decoración de las paredes consiste en tres ventanas, con los postigos cerrados a cal y canto, y una sagrada cena bañada en plata. A la derecha descansa el difunto en un ataúd cerrado, oscuro y con tiradores dorados. Un lienzo negro, con cruces y palomas bordadas, cubre, en parte, la caja. Candelabros con velones cuajados de esperma, que iluminan la escena colorándola como un cuadro de Gutiérrez Solana, rodean el catafalco. Ramos de flores blancas y dulzonas en damajuanas de vidrios. Las tres hermanas, de luto riguroso, entonan su salmodia y se sientan a la izquierda: son muy ancianas tienen la cara de pergamino, curtida y cuarteada por el tiempo. En sus ojos se siente el velo de los muchos años. Gastan saya ancha de paño grueso, blusa abotonada hasta el cuello, mantoncillo de flecos, medias y zapato bajo. Nazaria, con género más fino, adorna de azabaches la generosa pechera; luce unos grandes aretes de oro en las orejas y doble alianza en el dedo anular, el bolsón de paño siempre en el regazo. Lleva los pocos pelos que le quedan recogidos en un moño bajo. Está sentada en un butacón de caoba y terciopelo, acompañada de su inseparable muleta que, a veces, empuña como un mandoble. De vez en vez se seca el lagrimeo de la rija con el pico de un pañuelito bordado. Es rígida, mal encarada y severa. Toda ella rezuma autoridad vacuna. A su lado, Aurori se balancea en una mecedora chirriante y mira a las musarañas con sus ojillos de cabra. Lleva anudado bajo el mentón un pañuelo negro, del que se le escapan blanquísimas y crespas, algunas guedejas; las medias medio caídas y el mandil arrugado y no muy limpio. Sonríe, desdentada y bobamente, mientras hace sonar la esquila. Un poco más lejos, en una sillar vulgar, la figura menuda y nerviosa de Daría: pañuelo negro y pulcro, mandil con grandes bolsillos. Con movimientos de ratón de campo desgrana interminablemente las cuentas de un rosario, aunque su cara es la de un perro faldero malo. Masca el aire y rumia bilis. Mucha bilis. Pegadas ala pared, varias sillas que han servido para el velatorio. El aire empieza a cargarse a muerto. A lo lejos ladran los perros...
 

Ficha Tecnica:

Asesoría musical y canciones: MARCOS LEÓN
Tema original: PEDRO ESPARZA
Diseño de vestuario: ALMUDENA RODRÍGUEZ HUERTAS
Realización de vestuario: TOÑI LLORENTE
Escenografía: EULOGIO DAS PENAS, ORFILIA SEIJAS
Atrezzo: LALI CANOSA
Postizos y peluquería: EDUARDO SOTO
Iluminación y fotografía: JUAN RIPOLL
Sonido: JORGE CABADAS
Imagen de portada y cartel: W. EUGENE SMITH, FOTO “THE WAKE”. SERIE SPANISH VILLAGE. 1951
Diseño gráfico: SUSANA SALERNO
Producción: MANUEL AGREDANO, MICOMICÓN PRODUCCIONES
Agradecimientos: FAMILIA COBOS SÁNCHEZ, MARIO GOLDESTEIN, IÑIGO BENÍTEZ, LUIS RAMÍREZ DEL AYUNTAMIENTO DE LAS PEDROÑERAS, COLEGIO GREDOS SAN DIEGO

 





Duración: 90