Presentación

Para Josep Lluís Sirera y José Monleón

Cuando permanece el pensamiento

Desde la celebración de la Muestra del año pasado dos personalidades imprescindibles del teatro español contemporáneo han fallecido, dejando un hueco muy difícil de llenar, dadas las aportaciones que desde sus diferentes ámbitos de acción desarrollaron ambos a lo largo de su apasionada vida comprometida con la escena viva española.

Se trata de las inolvidables guras de Josep Lluís Sirera y José Monleón. Estas pequeñas líneas de apertura de estos nuevos Cuadernos de Dramaturgia son solo para subrayar el aprecio, la admiración y el agradecimiento que desde la propia organización de la Muestra queremos dedicar a Josep Lluís y a Pepe.

Su presencia, desde la presencial a la virtual, siempre fue una constante desde que hace 24 años pusimos a andar este proyecto. Con el dramaturgo y profesor Sirera, pues ya antes y en presencia de su hermano Rodolf, habíamos hablado en alguna ocasión de la necesidad de plataformas de expresión para nuestra dramaturgia más viva. En el caso de Monleón, porque mi relación profunda con él data de 1972, cuando ya me invitó a participar del Consejo de Redacción de Primer Acto, mi verdadera escuela para entender la ética y la estética de las prácticas de un teatro que, de verdad, quiera insertars en el imaginario de la ciudadanía actual.

Josep Lluís estuvo presente en diferentes mesas de debate y presentación de publicaciones en muchas ediciones de la Muestra. Monleón y su revista Primer Acto ganó el Premio Palma de Alicante en 2002 y siempre ha estado, a través de sus opiniones y las que encargó a varios de sus colaboradores, presente en cada una de las ediciones que hemos celebrado a lo largo del tiempo.

Si algo une a estos dos grandes del teatro español es el compromiso, la voluntad y el discurso filosófico en la búsqueda y consolidación de una escena crítica, moderna y vinculada a una sociedad abierta, plural y alejada de aquellos fantasmas del teatro franquista que, aunque ahora no lo parezca, tanto costó superar

Ambos militaron en el pensamiento de una izquierda laica y nunca dogmática. Incluso en algunos casos analizaron la necesidad de un cierto pragmatismo para superar traumas del pasado. Apoyaron e, incluso de manera diferente, estuvieron muy presentes en la construcción del movimiento de teatro independiente español sin olvidar nunca sus raíces de lengua (Sirera) o de profunda mediterraneidad y conciencia iberoamericana (Monleón). Creyeron en la trasformación de nuestro tejido creativo y productivo y, de ese modo, plantearon muchos y diversos proyectos para gestionar las Artes Escénicas españolas vinculadas a una dialéctica de cómo estas se desarrollaban en los países más avanzados de Occidente

Siempre que nos deja un amigo o un maestro, siempre, me queda la tristeza profunda y, sin duda egoísta, de que me ha faltado una conversación con ellos. Ahora tendrá que ser en otro lugar pero para guardarlos siempre en nuestra memoria nos queda su legado escrito y su ejemplar práctica cotidiana.

En ese lugar para analizar y meditar, para intentar que sus reflexiones siempre sirvan para avanzar en la tarea de la sostenibilidad de nuestro teatro, para comprender la enorme fuerza comunicativa de este arte ancestral, para saber cómo enfrentarse éticamente a las adversidades de nuestro conservador sistema teatral, para saborear su sabiduría a través de sus textos, artículos o críticas, la Muestra quiere rendir este homenaje, que será también un compromiso para que la palabra de Josep Lluís Sirera y José Monleón continúen siempre presentes

presentacionGuillermo Heras

Director Muestra de Teatro Español

de Autores Contemporáneos