Autor: Anna Tamayo Escalera


A la edad de 11 años Anna Tamayo (actriz, directora y autora de Cándida) empieza a saborear el arte del teatro. Descubre un lugar en el que se siente totalmente a gusto, véase libre, y en el que se evade de la realidad creando otra realidad paralela. A los 20 años firma su primer contrato profesional como actriz mientras sigue su formación. Pasa por el Col·legi de Teatre, el Institut de Teatre, entre otros, e incluso viaja a Buenos Aires como asistente durante los ensayos de “Vigília de noche”, versión del director y dramaturgo Daniel Veronese. De su formación teatral, destaca a la maestra Txiki Berraondo con la que empieza a descubrir su potencial como actriz-creadora, dialogando entre su cabeza, la escena, su cuerpo y el público. ¿Cómo lograr que lo que está en mi cabeza se materialice en escena e impacte en el público? ¿Cómo partir de sensaciones propias y transformarlas para que sea el público quién las sienta?¿Cómo realizar un viaje conjunto público y actriz? Estas preguntas se hacen cada vez más tangibles en los diversos procesos creativos de Proyecto Margot y de la cia Casa Real, de la cual es miembra fundadora desde hace más de ocho años. Participa de todos sus espectáculos como actriz/creadora y dirige la rama infantil de la misma. Empieza también su carrera como profesora/directora de teatro de niñes y adolescentes realizando diversos montajes teatrales. Poco a poco le va naciendo el deseo de hacer un solo, un monólogo, un espectáculo propio hasta que en 2017, tras haber realizado una pieza performántica con Mercè Alegre, le propone de hacer otra que gire en torno a su candidiasis. Un fuego creativo atraviesa entonces a Anna quién escribe más que nunca y empieza a hilar la historia del viaje personal y artístico de su querida Cándida.